UN MAL QUERER

No digan que me quieren, si sus acciones demuestran lo contrario, si eso es querer; prefiero que no me quieran.

Todos los días son oscuros, y de mis vértices brotan lágrimas de alquitrán que queman la poca felicidad que habita en mi ser.

Quería ser sueño, pero me volvieron pesadilla; quería ser alegría, pero me convirtieron en llanto.

No me digan que me quieren, si cuando caí; nadie estuvo allí para levantarme, así los fui perdiendo, y en la soledad de este puto mundo me fui hundiendo.

Hay muchas heridas por curar, muchas de ellas, imposibles de sanar; sigan sus caminos mientras sangró en este vendaval.

Quería volar, pero destrozaron mis alas; quería correr, pero quebraron mis talones; quería sonreír, pero oscurecieron mi alma.

Si así se quiere a alguien, es mejor que no quiera a nadie.

Un comentario en “UN MAL QUERER

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s