Lluvia de febrero

Hay días grises en los cuales las lágrimas pasan desapercibidas bajo la lluvia,

días donde los sollozos se enmudecen dentro de las voces roncas que el viento arrastra desde el norte.

Una copa de vino para endulzar esta amargura,

una calada para enfriar las penas.

Miro a través de las persianas,

las hojas de los árboles me saludan,

las aves duermen en el torrencial aguacero

y los perros callejeros rebuscan en la basura;

puedo olfatear lo tétrico que es vivir.

Me tiro en la cama a medio hacer y duermo todo el día.

Un comentario en “Lluvia de febrero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s