NAVEGANDO

Voy navegando sobre tu cuerpo sudado, recorriendo cada isla desolada, cada parte olvidada y voy uniendo cada lunar formando constelaciones.

Te vas agitando, desnudando tu exuberante naturaleza, dilatándote para mi llegada.

Nos vamos perdiendo en el placer cada minuto al transcurrir, tu boca se une con la mía sin ganas de querer soltarla y tus ásperas manos se aferran a mi espalda como si no hubiera un mañana.

He zarpado, pero te ha gustado que este pirata pisara tu tierra y de ella se adueñara.

ÁMAME

Recuérdame,
no olvides todos los momentos lindos que vivimos,
todos los besos esparcidos que nos dimos,
todas las caricias que un día nos encendieron.
 
No me olvides,
siénteme cuando estés con él,
piénsame cuando estés triste,
llámame y responderé.
 
Ámame,
solo eso pido,
solo eso te digo,
solo eso quiero,
solo eso… solo eso.

 
 

POLOS OPUESTO

Bailando en la lluvia,
cantando en el fuego,
muriendo y reviviendo en tus besos.

Soy tu belanova,
eres mi ambrosía,
soy la chispa 
que tu cuerpo necesita.
 
Los ángeles están cantando
los demonios festejando,
somos dos universos diferentes,
somos dos cuerpos magnetizados
que resultan atrayentes.
 

AMERICANA

De pronto su anatomía se cruzó en mi mirada,
y sus labios rozaron los míos,
pude tocar sus curvas;
peligrosas y hermosas como las olas del mar.
 
La habitación del hotel en fuego se encontraba,
nuestros cuerpos se juntaron
y formaron una sola masa;
éramos uno solo
 ardiendo en el calor de la pasión.
 
Dos jóvenes,
cada uno en busca de algo diferente
que se encontraron para complementarse
y quererse efímeramente;
como el brillo de una estrella fugaz.
 
Americana peligrosa,
americana malvada;
clavaste una flecha en mi pecho
para no olvidar tu mirada.
 
Rubia como los rayos del sol,
pálida como la luna;
eres una obra de arte
que alumbraba mi penumbra.
 
Y te fuiste,
me dejaste,
otra vez roto estoy;
solo quiero dormir,
despertar y olvidar
que un día tu cuerpo
fue de mi propiedad.

PROMESAS DE AMOR

Me siento triste y cansado de seguir en un mundo plagado de mentiras que se hacen llamar promesas de amor, promesas que quedan en el aire y luego desaparecen; dicen amarse hasta la muerte, pero lo primero que muere es el amor.


Que ilógico e inútil es amar, pero cuando lo haces; sientes como si las estrellas brillaran más cerca de ti, como si el sol calentara tu corazón, como si la luna te iluminara con todo su esplendor. Pero… cuando ese amor desaparece; quedas en la nada, quedas flotando en un mar de tristeza y sientes como si la vida se acabara en un segundo.


Todos sabemos que nada es eterno, conocemos cuando inicia, pero no cuando se termina.