FUEGO


Amo que me ames,
que me beses con ganas,
que tus brazos me asfixien,
que tu cuerpo rompa mi calma.
 
Deja que la pasión
queme ese deseo,
esa obsesión,
esa hambre de amor.
 
Las aves se posan en la ventana,
husmeando y envidiosas;
paralizadas y asombradas
ven hasta el último pedazo
de piel que viste mi cuerpo,
observan partes que ni el sol ha tocado,
ni cualquier otro ha probado.
 
La pasión,
la lujuria,
el fuego,
el amor,
consumen las horas a solas
en la habitación.
 
 
 

Un comentario en “FUEGO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s