QUERIDA ROSA

Querida rosa, hoy he venido a regarte con mis lágrimas y a cantarte melodías que salen de mi corazón.

Tus espinas son dardos clavados en mi carne que van dañando mi interior.

Querida rosa, eres la única en mi jardín; y cómo tú no hay nada que se le parezca.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s