La envidia mía

 Envidio a las aves; 
 pequeñas y grandes a la vez... 
 volando alto sin miedo a caer, 
 disfrutando de la vida desde las alturas 
 mientras las nubes ante ellas se despejan 
 abriendo paso a un paraíso de algodón.
  
 Envidio a los árboles; 
 frondosos y fuertes, 
 viviendo sus taciturnidades día a día, 
 ellos tan dispensables en la vida... 
 tan vivos, tan pasivos; 
 sin estar envueltos en lujos, ellos tranquilos respiran.
  
 Envidio a las estrellas; 
 su luz nunca cesa, 
 iluminan las penumbras de un espacio... 
 de un firmamento a oscuras que habita más allá 
 de lo que ningún ser puede estar o llegar.
 Tan inalcanzables; tan espléndidas... tan brillantes.
   

Un comentario en “La envidia mía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s